Nació APARFM una organización de radios FM de la Patagonia

entrevista a hector ricardo huarte, presidente de aparfm

21-FEB/2006

Parece que para las autoridades de la Asociación Patagónica de Radiodifusores en Frecuencia Modulada (APARFM) no hay descanso veraniego. A finales de enero arribaron a la ciudad de Buenos Aires para mantener una serie de reuniones con funcionarios nacionales y autoridades de los organismos recaudadores de derechos de propiedad intelectual.

A pesar de esa agenda tan intensa en una semana de estadía, Héctor Ricardo Huarte, Presidente de la APARFM, hizo un lugar para conversar con RADIODIFUSIONdata sobre las distintas problemáticas por las que atraviesan las emisoras de esta importante región del país, entre las que sobresalen la falta de un marco jurídico claro para normalizar a los asociados. En tal sentido, para el titular de APARFM será necesaria la intervención directa de la Casa Rosada para evitar un 2006 plagado de medidas cautelares contra el Proceso de Normalización aprobado por el menemato en 1998.

¿Cuándo y cómo nace la APARFM?

La APARFM viene de una lucha constante desde el año 92-93, donde primeramente creamos otra asociación, de Radiodifusores de Neuquén (ARDN). A partir de allí empezamos a trabajar con otros medios. Hicimos mas grande la ARDN, por lo cual llega a oídos de otras provincias, nos llamaban, querían asociarse. Entonces decidimos en el año 2003 crear la APARFM.

¿Cuántos asociados tiene actualmente la APARFM?

Asociados activos 94. Y no activos, es decir que no están al día con la cuota, porque son radios muy chiquitas, que participan poco porque están muy lejos.

¿Son todas de baja potencia?

Son todas de baja potencia, categoría E, F y G. Gran cantidad de radios cristianas, gran cantidad de radios comerciales, y muchísimas radios comunitarias que son categoría G. Esas son radios adherentes, no tan activas como las otras. Entre todas las radios somos 180.

¿En qué situación jurídica se encuentran?

Nuestra asociación, en la comisión directiva, está integrada con socios que tienen licencia, PPP, que han hecho alguna vez un recurso de amparo, e integrantes que no tienen nada y que necesitan regularizarse.

El año pasado ustedes realizaron una gran cantidad de congresos, ¿que balance hacen de ellos?

Primeramente debo decirle que nosotros desde el año 2005 hasta la fecha y con los quince congresos que hemos hecho – y hemos participado en congresos de otras instituciones -, logramos positivamente un Proyecto de Ley. Para nosotros eso es muy importante, porque hemos contactado a legisladores de todo el país, con abogados, con el COMFER, con SADAIC y con otras instituciones que lo han reformulado y nos han enviado propuestas. Para nosotros los quince congresos han sido exitosos.

Hay un manto de misterio respecto al supuesto acuerdo entre ARPA, la CNC, el COMFER y el Diputado Osvaldo Nemirovsci, titular de la Comisión de Comunicaciones, que implicaría la limpieza del espectro de las emisoras sin licencias. Pero ninguna de las partes lo ha explicitado.

Si esto existe puede ser un nuevo Pacto de Olivos. Hemos tenido varias reuniones con Osvaldo Nemirovsci, que es un diputado de Bariloche, Río Negro. Excelente peronista. El ha planteado que tiene un Proyecto de Ley. Lamentablemente tenemos que contar como blooper que una vez nos reunimos con el Diputado en Las Grutas, donde se planteaba este proyecto, pero el Diputado no lo había llevado.

El Diputado Osvaldo Nemisrovsci se había comprometido a asistir al último congreso de la APARFM en General Roca. ¿Es así?

Lamentablemente no fue. Creo que los equivocados somos nosotros. No conocemos la agenda del Diputado Nemirovsci. Los congresos los convocamos los días que nos parece a nosotros y nunca hemos coincidido en un día que el Diputado Nemirovsci tenga libre. Pero si hemos recibido los mails pidiendo las disculpas del caso. Nos ha recibido en su despacho y no tengo nada que decir al respecto. Es más, el día que se votó el artículo 45 en diputados, Osvaldo Nemirovsci nos invitó a participar de esa histórica sesión. Lamentablemente de nuestro Proyecto de Ley todavía no hemos podido hablar.

Ustedes piensan que el actual Plan de Frecuencias no puede ser aplicado para la región Patagonia, ¿por qué?

Nosotros creemos que para todo el país. Pero, ¿por qué no para la Patagonia?, porque se prevén menos emisoras de las que el Plan de Frecuencias dispone en las distintas localidades. Nosotros estamos de acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones respecto a la mejor economía del recurso, pero no vamos a aceptar de ningún gobierno que la mejor economía del recurso sean menos radios. La mejor economía del recurso lo decimos nosotros, la APARFM y la ARDN, es la mayor cantidad de operadores de radio sin interferencias. Esa es la forma que se puede dar para llegar a la pluralidad informativa, para que todos puedan tener una voz en el aire. ¿Cómo?. Muy simple, hay que terminar con las radios de alta potencia. La mejor economía del recurso se va a dar solo con radios de baja potencia. No decimos que hay que cerrar las radios de alta potencia. Esas que queden hasta que se les termine su licencia y luego tendrán que concursar de nuevo, pero con menor potencia, así entrarán muchas mas. Entonces va a haber mas posibilidad de que se incorporen mas radiodifusores. Es posible. Lo hemos comprobado tecnológicamente.

¿Entonces es necesario cambiar el Plan de Frecuencias de forma total?

Sin ninguna duda. Para hacer una normalización de ninguna manera se puede plantear el Plan que tenemos. El Plan de Frecuencias actual es un desastre. Es una plan totalmente obsoleto, que no puede normalizar nada, porque en la gran mayoría prevé el 10 o el 30 por ciento real de emisoras a instalar.

Pero con el Plan Técnico aprobado en el año 1998, ¿cuál fue el resultado?

Totalmente catastrófico, porque prevé en localidades menores frecuencias, y que en razón de la cantidad de emisoras que hay, cerrarían todas. Nosotros sabemos que en localidades donde hay muchas radios y hay posibilidades de continuar, no tendría que cerrar ninguna, por más que el Plan diga que no. Nosotros somos difusores de la idea de que no hay que cerrar emisoras, a menos que como el espectro es finito podemos decir “bueno, hasta acá llegamos”. Pero mientras el espectro dé y no haya interferencias, el Plan lo debe prever.

De qué manera quieren participar en el cambio del Plan de Frecuencias. ¿Tuvieron encuentros con la gente de la CNC?

Bueno, primero vamos a empezar con lo anterior a la CNC. Nosotros tuvimos varias reuniones con el Interventor del COMFER Julio Bárbaro, donde él acepto que trabajáramos con todas las asociaciones para tener un nuevo Plan Técnico Nacional de FM. Eso después se traicionó. La palabra no fue cumplida. Cuando nosotros nos vamos a reunir con el Interventor Julio Bárbaro, seguidamente nos encontramos que nos reunimos con otra gente. Nos reunimos con Grasi y Susini (Estanislao, jefe de prensa), con Juan Ross (ex director), con Cingolani (Ignacio, Director de Planeamiento y Desarrollo), y ellos nos dicen a nosotros: “muchachos el Plan Técnico Nacional ya está en la Procuraduría para su aprobación”. Y nosotros decimos que eso es una traición, porque hablamos con Julio Bárbaro y el nos dijo: “vamos a trabajar en conjunto con las asociaciones para que haya un Plan Técnico Nacional justo y que se pueda cumplir”. Entonces con esa bronca empezamos a trabajar mucho más, con mas fuerza. ¿Qué pasó?. Le entregamos una propuesta al Secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli, al entonces Subsecretario Carlos Kunkel y no conseguimos nada. Nosotros les enviamos a todos, incluida la CNC, una propuesta técnica para reformular el Plan Técnico, donde decimos que con filtros, que se pueden tener hasta 70 radios en el espectro. Somos claros, hay que terminar con las radios de alta potencia. Propusimos una Mesa de Diálogo Nacional a través de nuestras legislaturas. Le enviamos esta propuesta al Presidente de la Nación, pero no obtuvimos respuesta hasta ahora. Nosotros creemos que el Señor Presidente cuando tenga conocimiento real de lo que está ocurriendo va a convocar a esa Mesa de Diálogo. Porque sabemos de su predisposición pero lamentablemente hasta ahora no hemos conseguido ni una sola respuesta.

Ahora, parecería que en la región Patagónica, con la normalización de emisoras no debería haber demasiados inconvenientes, teniendo en cuenta que el espectro no está saturado en razón de la cantidad de habitantes que hay en cada ciudad.

Primero quiero aclararle que nosotros tenemos una zona conflictiva en Neuquén, por culpa de las instituciones que tendrían que haber normalizado la situación. Porque en el año 1999 había 40 radios, totalmente “normalizable”. Seguimos en los años 2000, 2001, 2002, explotó en 50 radios. Hoy en día tenemos 70 radios, imposible de normalizar sino se cierran algunas, pero aclaro, nosotros no somos adeptos de cerrar emisoras, pero si creyentes de que debemos normalizar con orden de prelación. Primero los PPP, seguido con los de la Resolución 142 (N de la R: en el año 1996 la Secretaría de Comunicaciones convocó a un proceso transitorio de normalización entre todas las emisoras que estando operativa en ese momento no tenían licencia), luego con la gente que compró el Pliego en el año 1999, y después con los que van quedando en el camino.

A propósito de las “zonas conflictivas”, ¿ustedes cómo interpretaron el caso de la reciente adjudicación de la licencia para explotar una emisora categoría E en la ciudad de Cipolletti?

Como un error garrafal. Creemos que esto no ha sido tenido en cuenta como corresponde. Que no ha sido investigado como corresponde. Está bien y entiendo al juez que determine la situación de este señor que compró el Pliego, pero esto no implica adjudicar, porque hay muchos otros que también compraron el Pliego y no hicieron la presentación judicial. Pero qué pasa. Cuando el juez le dice al COMFER que tiene que cumplir con la adjudicación, adjudica directamente. Nosotros creemos que fue un error garrafal. No queremos llegar a pensar que hubo un acto de corrupción, porque tenemos vocación de diálogo. Planteamos que todavía se puede coordinar la situación, que podemos llegar a acuerdos para normalizar en serio. Pero como es el slogan en nuestra asociación desde hace 14 años: la normalización debe ser justa, democrática y sin discriminación. O sea , no se puede a través de un juez adjudicar porque él lo dijo. 

Están de acuerdo con la suspensión de la adjudicación directa en las denominadas “zonas conflictivas”, declaradas por el entonces Interventor Gustavo López?. Infiero que no. ¿Pero qué piensan de ese cambio de reglas en el medio del camino?

Mire, nosotros creemos que lo de López y el invento de las “zonas conflictivas” es un acto de corrupción, lo cual nunca lo aceptamos, se lo hicimos saber a López que ninguna zona era conflictiva, que todos los radiodifusores estaban dispuestos a dialogar y que, además, queríamos la normalización mucho mas que el propio interventor. No se nos hizo caso. Plantearon eso para poder darle licencias a los amigotes. Nosotros somos claros en esto, vamos a pedir que se normalice por orden de prelación. Se puede normalizar, lo que no hay que hacer es darle el gusto a los monopolios. Los monopolios no quieren nada, no quieren ley, no quieren normalizar, están en su salsa. Ellos quieren que nos sigamos peleando, entonces ellos van a seguir facturando todo lo que facturan.

Paralelamente al Proyecto de Ley que ustedes presentaron, también están impulsando en Neuquén una “provincialización” de la radiodifusión. Es decir que las provincias tengan jurisdicción sobre la radiodifusión.

Es así. Cuando hablamos de Ley Federal de Radiodifusión, planteamos que federal no puede ser sin las provincias, totalmente centralizado. Entonces planteamos en nuestro Proyecto de Ley que las provincias tengan su propia autoridad de aplicación. Nosotros lo presentamos en nuestra provincia en base a los artículos de la Constitución sobre el uso de los recursos naturales. Los recursos naturales no son delegados a las Nación, son de las provincias. Creemos que las provincias deben ser parte de la discusión de la crisis de la radiodifusión. Decimos que las provincias tienen derechos sobre la radiodifusión, por eso tratamos la creación de los Consejos Provinciales de Radiodifusión. Algo que en Misiones se derogó.

Respecto a la situación económica de los asociados, ¿cómo se encuentra?

Realmente deplorable. Nosotros no tenemos líneas de crédito. Le hemos pedido al Secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli si puede abrir una línea de crédito que sea accesible, para que se pueda renovar el capital de trabajo, pedimos equipamiento nuevo. Jamás pedimos subsidios. Pensamos que a la radiodifusión no hay que subsidiarla. Le hemos pedido al Secretario General de la Presidencia que abra una línea de crédito a cinco años con dos de gracias, y que podamos devolver con una tasa del cuatro por ciento.

Esta por terminar esta semana de estadía en Buenos Aires, ¿qué balance hace de las reuniones que tuvo?

El balance es muy positivo. Nos reunimos nuevamente con el Interventor del COMFER Julio Bárbaro, en un tono alto, pero siempre en defensa de los radiodifusores. Seguimos insistiendo en el orden de prelación para la adjudicación de licencias, algo que hemos coincidido con el COMFER. Con SADAIC tuvimos una reunión muy amena. Saben de la situación de las radios de baja potencia. Le hemos dado una propuesta con una quita de la deuda, y creemos que van a entender la situación, porque entre sus asociados hay gente muy solidaria.

 

Pero volviendo a la reunión con las autoridades del COMFER, ¿se habló específicamente de la Normalización?

En la reunión que tuvimos, Julio Bárbaro fue muy claro. Si fuera por él no decomisa a nadie. Pero eso es resorte exclusivo de la CNC y de la justicia. Entonces él no se va a meter en lugares que no le corresponden. Por parte del COMFER nos dijeron “no nos gusta decomisar y no queremos decomisar”.

Y con respecto al reinicio del Proceso de Normalización, ¿le hablaron de plazos?

El COMFER quiere comenzar en el mes de marzo la Normalización en las zonas que no son conflictivas con radios no comerciales. Luego quieren continuar con las radios comerciales en las mismas zonas. Y finalmente quieren normalizar en las zonas conflictivas. El orgullo de ellos es que el 2006 sea el año de la Normalización. Con lo cual nosotros seguimos diciendo que si sigue planteando el Plan Técnico del año 1999, si siguen planteando el Decreto 310 como llamado a concurso, el 2006 va a ser el año de las medidas cautelares. Desde la APARFM y ARDN creemos que el 2006 va a ser el año en el cual el Presidente Néstor Kirchner va a llamar a una gran Mesa de Concertación Nacional para formalizar y normalizar la crisis de la radiodifusión. Creemos que el Presidente Néstor Kirchner puede lograrlo. 

Deja un comentario