El Enacom dice que invirtió una cifra récord en producción de contenidos pero desde otros sectores cuestionan esa afirmación

Para la entidad en 2017 se entregó la mayor cifra para producir contenidos en medios comunitarios y de pueblos originarios. Discrepancias de otros actores

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) informó que durante 2017 se invirtieron más de $68 millones para financiar a medios comunitarios a través del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA). Este monto alcanzó a 330 proyectos que participaron en concursos dentro de las líneas de 2015 y 2016.

Para el organismo, conducido por Miguel de Godoy, este monto es el más alto desde el que se instauró el programa, en 2013, y significó siete vees más que lo invertido en 2016, indicó en un comunicado.

El dato del ente oficial contrasta con el evaluado por un análisis realizado por Agustín Espada, becario del Conicet, que sostuvo que en 2015 se ejecutó el presupuesto más elevado de ese fondo.

“El 2015 fue récord para el FOMECA ya que en total se concursaron subsidios por más de $104 millones. Fue el primer año en ejecutarse todo el presupuesto reservado para esta política. Se diseñaron líneas específicas para productoras -o emisoras sin licencia o reconocimiento estatal- y otras para emisores. También se lanzaron concursos de equipamiento e infraestructura específicos para canales de televisión”, indicó en un reporte.

Para el investigador, en 2015 no se invirtieron $105 millones, se adjudicaron. La diferencia está en la fecha de pago. Los concursos de 2015 pusieron en juego esa plata.

Las diferencias que surgen en las cifras, indicó el becario, se debe a la foma en que uno y otro actor miden los pagos. “La mitad de los concursos de 2015 se cerraron entre noviembre y diciembre de ese año, por lo cual se pagaron en 2016. Sucedió que la nueva gestión interrumpió el ciclo, mandó todo para auditoría y los pagos empezaron a salir recién a finales de 2016 y el grueso se pagó en 2017″, explicó.

Ahora, para poder cobrar los subsidios que se entregan a través del FOMECA y otros programas que alientan la creación de contenidos audiovisuales, se exige a los beneficiarios que tengan, por ejemplo, una cuenta en el Banco Nación para que toda la operatoria quede transparentada.

“Esto a veces complica a los productores y a los que están creando contenidos a través de los fondos oficiales. Pero también es cierto que a veces se entregan subsidios y el trabajo nunca se termina. Si bien esto también pasa por los costos que tiene una producción y las cosas que hay que cumplir, hay casos donde las productoras recibieron los fondos en los ´90 y nunca terminaron de hacer una película. Y parece que ahora lo que quieren es que todo eso esté más ordenado”, dijo a este medio un experto técnico que suele trabajar con frecuencia con productoras audiovisuales pequeñas, muchas ellas afincadas en las provincias. Varias de esas productoras son las que, ahora, están recibiendo parte de esos fondos.

Si bien los del FOMECA apuntan a la creación de contenidos para medios comunitarios y de pueblos originarios, el mecanismo para el manejo del dinero aplica a todos los programas de producción y producción audiovisual en general.

“Creemos que la libertad de expresión es la base de una sociedad democrática donde todos tengan no solo acceso a los diversos medios de comunicación en tanto usuarios, sino que además tengan las mismas posibilidad para crear y difundir contenidos“, aseguró el presidente de Enacom, Miguel De Godoy.

El FOMECA es un programa impulsado por Enacom que fomenta la actualización tecnológica y la producción de contenidos de radios, canales y productoras comunitarias y de pueblos originarios con el fin de preservar y difundir el patrimonio y la diversidad de todas las regiones y culturas de la nación.

Los subsidios, otorgados a través de concursos, están organizados en distintas líneas de fomento según el rubro, ya sea para equipamiento y adecuación de radio o TV, para gestión de medios o para producción de contenidos radiofónicos o audiovisuales.