Tambalea Sabbatella por su accionar en AFSCA

El ENaCom denunció a Martín Sabbatella y Sergio Szpolski por complicidad

Es por la falta de control por parte del extitular de la Afsca sobre Radio América y por permitir que testaferros del empresario K figurasen como dueños de la emisora.

La directora y el presidente del ENaCom, Silvana Giudici y Miguel de Godoy, impulsaron una denuncia penal contra el extitular de la Afsca, Martín Sabbatella, por incumplimiento de los deberes de funcionario público. En su presentación, las autoridades del ente consideraron que el funcionario kirchnerista cometió muchas irregularidades sobre Radio América, para beneficiar al extitular de la emisora, Sergio Szpolski. Si la Justicia lo considera culpable, el Código Penal prevé penas de entre un mes a dos años de prisión.

En el ENaCom entienden que Sabbatella permitió que la emisora fuera operada por testaferros de Szpolski, que no estaba registrada en ningún trámite como dueño de la radio. La falta de control tiene que ver con la participación de ambos en el Frente para la Victoria: el fundador de Nuevo Encuentro fue compañero de la fórmula con la que Aníbal Fernández perdió ante María Eugenia Vidal. El otro, candidato a intendente de Tigre.

La transferencia ilegal de la empresa titular de la licencia de Radio América, Desup, a testaferros de Szpolski fue una de las irregularidades que señala el ente en su denuncia. La transferencia fue en beneficio de la empresa MANFLA, cuyos accionistas eran Roberto Oscar Flores y Manuel Menéndez,  que se quedó con el 95%. El otro cinco por ciento restante quedó en manos de Flores, testaferro de Szpolski. Menéndez, por su parte, no contaba con antecedentes en radiodifusión sino que era el tío del auditor general de la Nación por el kirchnerismo, Javier Fernández.

Menéndez figuraba como socio de Desup, la empresa titular de Radio América. Como tenía nacionalidad española, la Afsca le rechazó su participación ya que sólo permitía tener hasta el 30% de una licencia en manos españolas. Desup solicitó numerosas prórrogas para intentar solucionar ese tema: la última vez, el 28 de diciembre de 2011.

Cuando Sabbatella asumió como titular del organismo, en octubre de 2012, el expediente de Radio América se paralizó y nunca más trataron la situación de esa emisora. Si bien nunca se autorizó la transferencia a los integrantes de Desup, Sabbatella permitió que Szpolski y sus testaferros operaran la radio, algo que se contraponía con lo dispuestos por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisualy la de Bienes Culturales.

En la denuncia del ENaCom se señala que esa situación se agravó cuando Szpolski anunció la venta de Radio América al empresario Mariano Martínez Rojas, a principios de 2016. En ese momento, aparecieron Flores y Urulu Corp como dueños de MANFLA, en lugar de Menéndez. La omisión del control de Sabbatella permitió que Desup continuara con la operación de la licencia de Radio América de manera absolutamente irregular.

Todo eso fue realizado por Sabbatella, pese a que el funcionario tenía conocimiento que la emisora pertenecía al Grupo Veintitrés, que manejaba Szpolski como cara visible del grupo y que recibía cientos de millones de pesos en publicidad oficial del gobierno nacional.

Con la compra de Radio América, en 2009, el Grupo Veintitrés ingresó en el sector de los servicios de comunicación audiovisual. Por aquel entonces, el dueño del grupo era Szpolski, quien se presentó ante la audiencia de América como el nuevo dueño de la emisora, desde uno de los programas más escuchados de la emisora,Contrapunto, que conducía Martín Pitton,

En manos del Szpolski, Radio América triplicó la publicidad oficial que recibió del gobierno kirchnerista: pasó de recibir $1,6 millón en 2010, a $5,3 millones al año siguiente, de la Secretaría de Comunicación Pública de Jefatura de Gabinete. Un modelo que hizo insostenible la gestión de la emisora cuando dejó de ser subsidiada por el kirchnerismo, que se potenció con la estrategia de vaciamiento empresarial ejecutada por Szpolski y sus socios.

El ENaCom en su denuncia sostuvo que, pese a la situación de irregularidad en que se encontraba Radio América, Sabbatella también permitió que el Grupo Veintitrés (de Szpolski y Matías Garfunkel) tomase el control de AM Splendid y FM Rock & Pop, pese a que la normativa vigente en aquel entonces prohibía tener dos radios AM en una misma zona, que la Afsca no aprobó esa operación y que en esa época las licencias eran intransferibles.

Hace dos meses se designó un delegado normalizador y días atrás se declaró la caducidad de la licencia de Radio América. Tras esas medidas, el ENaCom llamó a un concurso público para adjudicar la emisora a nuevos dueños. “La recepción y apertura de las ofertas se realizará el día 13 de octubre de 2016 en la sede de Enacom, en acto público. La adquisición del pliego se fijó en un valor de $75.000”, informó el organismo oficial en un comunicado.